Jueves 18 de Julio de 2024

  • 22.2º

ARGENTINA

15 de febrero de 2024

Una mujer fingió un embarazo de trillizos

La Justicia resolvió trasladar a Yésica Cuevas a un centro de salud mental. Para el fiscal, el caso está cerrado

“Yo di a luz y no sé que  pasó con mis bebés”, fue lo que declaró públicamente Yésica Cuevas, la mujer que asegura haber estado embarazada de trillizos y que estuvo desaparecida durante 11 días. Ella sostiene que su pareja la secuestró y la golpeó hasta tener un aborto. Sin embargo, los estudios médicos echan por tierra esta versión y para la Justicia el caso está cerrado.

En las últimas horas, la mujer mostró un supuesto certificado de embarazo en los medios, donde figura que estuvo de 34.4 semanas al momento de hacerse un chequeo. En realidad, según se pudo confirmar, se trata de un recetario donde una obstetra le prescribió una antitetánica.

El fiscal Daniel Ichazo, titular de la UFI N°1 de Berazategui, le tomó declaración a la médica que atendió a Cuevas en su consultorio de la calle 11 al 4500. La doctora testificó que la mujer fue el 4 de diciembre a consultarle si podía hacerle un certificado de embarazo. “No pude confirmar que estuviera embarazada y le pedí que se hiciera una ecografía”, dijo la obstetra María Nelida Guerini.

En cuanto al tiempo de embarazo que estaba escrito en el papel que mostró Yésica, dijo: “La gestación que está consignada es de 34.4 semanas y lo hice en base a la última fecha de menstruación dicha por la paciente. Lo hice a la vieja usanza, mes por mes, para calcular una fecha tentativa”.

“Mientras la entrevisté, le dije que ese dato debía ser ratificado o rectificado por una ecografía, que ella refirió que se había hecho, pero no la aportaba. Solicité laboratorio, urocultivo y sedimento urinario”, agregó.

La doctora también intentó escuchar los latidos de los supuestos bebes, pero no pudo hacerlo. “Debo recalcar que no lograba escuchar bien, por eso mi insistencia en realizar la ecografía. La paciente refería que sentía movimientos, y yo seguí intentando escuchar. Demás está decir que dicha circunstancia no podía referírsela, por si afectaba su estado emocional en forma negativa, cuando es la primera vez que la veía”, declaró Guerini.

A su vez, sostuvo que “no ameritó realizar un tacto vaginal, ya que la paciente afirmó que no tenía ni perdida ni dolores. A esa práctica yo no la realizo, salvo que presente esos síntomas”. La mandó a su casa a hacer reposo, e insistió en que se hiciera la ecografía.

Por último, la profesional fue consultada sobre si había una cesárea programada de trillizos para el 29 de enero en el Hospital Evita Pueblo, donde también trabaja. “Yo consulté el registro y no había ninguna cita pendiente de la paciente Cuevas”, confirmó.

Esta declaración se suma a la del médico del Hospital Evita Pueblo, que contó que la mujer fue a atenderse y le pidió que le hiciera un certificado de embarazo. “Esto me va a ayudar con mi marido”, le habría dicho Cuevas. El doctor se negó a hacerlo, por el mismo motivo que Guerini: no tenía hecha la ecografía.

Un supuesto secuestro, una golpiza y misterio por los trillizos

Según la versión de Yésica Cuevas, su pareja Javier Balmaceda le dio una golpiza, la hizo parir y se deshizo de los bebés. El hecho habría ocurrido el 10 de diciembre, cuando ella lo denunció por supuesta violencia de género.

“Ese día me dio golpes en la panza, sentí mucho dolor y me fui sangrado al baño, donde di a luz. Yo vi a los bebés, estaban en el piso del baño. Después él me llevó a la habitación, me puso una pastilla en la boca y no me acuerdo más nada”.

“Cuando desperté, le pregunté por mis bebés. Él me dijo que lo había solucionado y que mis bebés estaban muertos, que me tenía que olvidar. Le dije que los iba a denunciar. Me dijo que si yo lo denunciaba iba a matar a mis hijas”, aseguró Yésica.

A partir de este relato, el fiscal pidió hacerle un estudio ginecológico, obstétrico y mamario para confirmar que hubiera tenido un parto obligado. El examen se hizo este miércoles en el Hospital de Florencio Varela. “Tuvimos que pedir que la trasladen porque tenía cita en el Evita Pueblo y no asistió”.

Sin embargo, los médicos detallaron en el informe que Cuevas tiene “una vulva indemne, sin lesiones ni desgarros”. Además, indicaron que tiene “cuello macroscópicamente sano, sin perdidas por orificio cervical externo”. También le diagnosticaron “mamas blandas, no secretantes, sin grietas ni estrías”. En conclusión, determinaron que con el examen realizado “no se puede determinar si estuvo embarazada, ni el tiempo que la misma llevó de gestación”.

El fiscal anticipó a TN que Cuevas será derivada al centro de salud mental Sábato, en Berazategui, y que cerrará la causa por “averiguación de paradero habido”. También dijo que “se están malgastando los pocos recursos” de la Justicia en una causa “que no va a llevar a ningún lado”.

 

 

 

Fuente:tn

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios