Jueves 13 de Junio de 2024

  • 27.3º

MINISTERIO PÚBLICO FISCAL

15 de marzo de 2023

"Ante la agresión, el niño trató de defenderse", afirmó la forense

Con la declaración de la médica que practicó la autopsia y otros testigos, prosiguió este martes 14 de marzo el juicio oral y público por el crimen del niño Ulises Benjamín Amaya

En representación del Ministerio Público Fiscal, dirige la acusación la fiscal Estela Giffoniello, quien fue asistida en esta oportunidad por el auxiliar de fiscal, Pedro Landivar.

La médica forense Lilia Gordillo practicó el 08 de agosto de 2019 la autopsia al cuerpo del pequeño Benjamín Amaya. Ayer, describió las lesiones encontradas a partir de ese examen. Los signos hallados fueron múltiples, explicó la profesional.

Algunos de los principales fueron un surco de ahorcamiento doble en el cuello, ascendente desde adelante hacia atrás. También se detectaron escoriaciones en el cráneo, en el rostro, en el tórax, en la espalda y el abdomen.

En los brazos se observaron hematomas y escoriaciones. Llamó la atención de la experta una herida contusa en una mano, producto de un golpe, de lo que dedujo que el niño intentó defenderse de su atacante. Otras de esas heridas indicarían signos de arrastre.

La forense concluyó que el menor: "Sufrió una compresión violenta de cuello mediante una soga o cable, lo que produjo la muerte por ahorcamiento. "Hubo una compresión muy grande, el hueso hioides estaba fracturado por esa violencia. Todas las lesiones indican que murió por asfixia mecánica por ahorcamiento".

La perito afirmó que: "Todas las lesiones fueron vitales. Son de la misma secuencia. Algunas lesiones pueden ser defensivas y otras por caída o arrastre". También aseveró que: "Ante la agresión, el niño trató de defenderse".

El tribunal, compuesto por los jueces Alicia Freidenberg, Guillermo Puig y Patricio Prado, dispuso al final un receso hasta el miércoles 15 de marzo, cuando el debate seguirá con las testigos.

El hecho

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio, presentado por la entonces fiscal Adriana Giannoni, el 08 de agosto de 2019, entre las 15:00 y las 17:00 horas, Claudio Alejandro "Cococho" Argañaraz, aprovechándose de su relación de parentesco, cercanía y afinidad, mediante engaños, llevó a Ulises Benjamín Amaya, mediante engaños, desde las cercanías de su domicilio en el barrio Jesús de Nazaret, hasta las inmediaciones de autopista de Circunvalación y canal Norte, en El Colmenar, más precisamente a una estructura de un antiguo puente utilizado como cruce peatonal, que se encontraba debajo de la autopista y estaba cubierto de vegetación, recorriendo una distancias de unos 370 metros, donde tomó al pequeño y le pasó por el cuello un cable coaxial y lo colgó de un gancho de hierro que sobresalía de dicho puente. Luego, fingiendo desconocer lo ocurrido, salió simulando la búsqueda del mismo, retardando y obstaculizando de este modo el hallazgo del menor.

 

 

 

 

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios