Jueves 23 de Mayo de 2024

  • 12.9º

MINISTERIO PÚBLICO FISCAL

30 de septiembre de 2022

A la espera del juicio, seguirá en Villa Urquiza el policía acusado de matar a Jonathan Caro

Se extendió la prisión preventiva mientras se aguarda por la audiencia de control de acusación y admisibilidad de la prueba, etapa previa al inicio del debate oral y público. El MPF pretende una pena de 25 años

Por pedido de la Unidad Fiscal de Homicidios I, dirigida por Ignacio López Bustos, este viernes se realizó una audiencia para prorrogar la medida cautelar de mayor intensidad que viene cumpliendo el acusado de 32 años. El suboficial de policía está imputado por violento hecho ocurrido el 4 de diciembre del año pasado, en la localidad de Carbón Pozo, donde hirió de bala a Adriana Aragón y asesinó de un disparo en el pecho Jonathan Caro, tras confundirlo con el abusador de su hija.

El auxiliar de fiscal Guillermo Di Lella narró cómo fue el hecho (ver aparte) y sostuvo que la calificación penal endilgada es por ser presunto autor del  de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso real con homicidio agravado por el uso de arma de fuego. 

A continuación, el investigador solicitó que se prorrogue la prisión preventiva del acusado por 60 días más “a fines de realizar la audiencia de control de acusación y admisibilidad de la prueba, y esperar la fecha del debate oral”. Asimismo, manifestó que la pretensión punitiva formulada por la Fiscalía es de 25 años de prisión. Al revolver, el juez aceptó parcialmente y otorgó la medida cautelar por el plazo 45 días.

Cabe mencionar que hay otro implicado en el marco de esta causa, a quien ya se le formularon cargos como partícipe secundario de la tentativa de homicidio en contra de la mujer.

La acusación

El 4 de diciembre del 2021, a la madrugada, luego de trabajar el policía volvió a su casa ubicada en Ruta 9, Carbón Pozo, y su hija le comentó que había sido abusada sexualmente, lo cual llevó a que él saliera en su auto junto a la menor a buscar a un amigo (el otro imputado). Ambos le cuentan a este hombre lo que pasó y le describen al supuesto agresor. Entonces el amigo le indica quién podría ser y dónde estaría.

El suboficial va hasta ahí y, luego de revisar el lugar y no hallarlo, regresa a buscarlo a su amigo y van los tres a la vivienda de Aragón (en El Cevilar), quien vía WhatsApp le había contado al amigo que un sujeto había ido hasta su casa esa noche.

Una vez en el domicilio de Aragón, ingresa el policía portando la pistola 9 mm (arma reglamentaria) y le reclamó que le muestre dónde tenía escondido al supuesto abusador. Ante la respuesta negativa de la mujer, el imputado le disparó y la hirió en la oreja derecha. A continuación, el amigo le mostró al acusado una captura de pantalla de Facebook donde se ve la foto de perfil del sujeto sospechoso y le manifiesta que éste pernoctaba en la vivienda de Caro, en Romera Pozo. Portando el arma, el suboficial va hacia el domicilio donde estaba la víctima junto a su novia. Caro se acercó al ventanal para atenderlo y, sin mediar palabra alguna, le disparó en el pecho para finalmente subirse al auto donde lo esperaba su hija y darse a la fuga.

 

 

 

 

 

-

#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​

-

 

COMPARTIR:

Comentarios