Miércoles 24 de Abril de 2024

  • 15.5º

MUNDO

24 de marzo de 2024

Condena ejemplar: más de 130 años de cárcel para ex policías del

PW

Las dos víctimas, Michael Corey Jenkins y Eddie Terrell Parker, fueron esposados, desnudados, golpeados, agredidos sexualmente y sometidos a descargas eléctricas Taser y a asfixia con agua

Un juez federal de Misisipi condenó al último de los seis ex agentes del orden blancos que se declararon culpables de torturar y abusar sexualmente de dos hombres negros en un autodenominado "escuadrón de la muerte", con lo que dejó a los acusados con una pena combinada de más de 130 años de cárcel.

Los seis hombres se enfrentan a la pena por cargos estatales por su participación en la agresión con allanamiento de morada, que ha destacado en los últimos años entre las docenas de casos de mala conducta policial en Estados Unidos con tintes raciales por el carácter escalofriante de su crueldad. 

Las dos víctimas, Michael Corey Jenkins y Eddie Terrell Parker, fueron esposados, desnudados, golpeados, agredidos sexualmente y sometidos a descargas eléctricas Taser y a asfixia con agua mientras los agentes les gritaban insultos racistas, según los relatos presentados por los fiscales del caso.

El calvario de enero de 2023 comenzó cuando los seis agentes irrumpieron en la casa sin orden judicial, aparentemente en busca de drogas, y terminó con un simulacro de ejecución que dejó a Jenkins gravemente herido de un disparo en la boca, según consta en las actas judiciales.

El grupo que empleaba habitualmente una fuerza excesiva, según consta en el sumario. Todos menos uno eran miembros de la comisaría del condado de Rankin.

Familiares de las víctimas pidiendo justicia

Los acusados fueron sentenciados esta semana por delitos graves federales de los que se declararon culpables el verano pasado, entre ellos conspiración de derechos civiles, privación de derechos bajo el color de la ley, conspiración para obstruir la justicia y obstrucción de la justicia.

Brett McAlpin, antiguo investigador en jefe del departamento del alguacil, fue condenado el jueves a más de 27 años de prisión. Más tarde ese mismo día, el juez de distrito Tom Lee impuso una condena de 10 años al último acusado, Joshua Hartfield, ex agente de la policía de Richland, Misisipi.

Christian Dedmon, a quien los fiscales consideraban cabecilla de la redada de enero, recibió la condena más severa del grupo, 40 años de prisión, al ser sentenciado el miércoles. Hunter Elward, autor del disparo que hirió a Jenkins, fue condenado el martes a 20 años.

Jeffrey Middleton, teniente del alguacil en el momento de la redada, fue condenado el martes a 17 años y medio de cárcel. Daniel Opdyke recibió la misma condena el miércoles.

 

 

 

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios