Martes 23 de Julio de 2024

  • 16.1º

MUNDO

26 de febrero de 2024

Bolsonaro acudió al pueblo para defenderse de las acusaciones golpista contra Lula

Varios miles de personas se reunieron el domingo en São Paulo para apoyar al expresidente brasileño Jair Bolsonaro, quien acudió a encontrarse con sus simpatizantes, en su primer baño de masas desde que dejó el poder, y defenderse de acusaciones judiciales en su contra. El exmandatario es objeto de una investigación sobre un presunto intento de golpe de Estado

Jair Bolsonaro, acompañado de la ex primera dama, Michelle Bolsonaro, se hizo presente en la Avenida Paulista, la más grande de São Paulo -metrópolis financiera por excelencia en Brasil- para reunirse, en su primer acto de masas desde que dejó la Presidencia del país, con miles de sus seguidores.

En el acto, el líder ultraderechista negó haber liderado una trama golpista para mantenerse en el poder tras peder los comicios que dieron como ganador a Luiz Inácio Lula da Silva a finales de 2022 y se dijo víctima de una “persecución” política.

"¿Qué es un golpe? Son tanques en la calle, son armas, es conspiración. Nada de eso se hizo en Brasil", dijo el expresidente ante la multitud. También pidió a los legisladores del país aprobar una amnistía para los ciudadanos condenados en la toma a los poderes del Estado el 8 de enero de 2023. 

En un momento, el mandatario también ondeó una bandera israelí y otras muchas estaban presentes en la Avenida Paulista, en señal de desacuerdo con las declaraciones de Lula, que el domingo pasado comparó la ofensiva israelí en Gaza con el Holocausto, provocando una crisis diplomática con Israel.

Miles de asistentes

Más temprano en la jornada, miles de sus seguidores habían comenzado a reunirse en su apoyo. Vestidos de verde y amarillo, los colores de Brasil. Los organizadores esperaban unos 500.000 presentes, aunque por el momento no hay cifras oficiales de asistencia.

En varios vídeos publicados en los últimos días en las redes sociales, el expresidente (2019-2022) convocó a sus seguidores a una “manifestación pacífica en defensa del Estado democrático de derecho”.

Entre la multitud, Wilson Aseka, que viajó unos 700 kilómetros desde el estado de Minas Gerais, está seguro de que "Bolsonaro es una persona honesta, víctima de persecución". El hombre de 63 años, con la bandera brasileña al cuello, cree que es "importante apoyarlo, porque representa a Dios, la patria y la familia", lema del expresidente.

Prohibición de abandonar Brasil

El exmandatario es el blanco de una investigación sobre un supuesto “intento de golpe” para evitar su derrota electoral en 2022, contra el actual presidente de izquierda.

El 8 de febrero, a Jair Bolsonaro se le prohibió salir del territorio brasileño tras una operación policial a gran escala dirigida contra varios de quienes fueron sus colaboradores cercanos, entre ellos exministros y militares de alto rango, con decenas de registros y detenciones. Bolsonaro guardó silencio el jueves ante los investigadores de la Policía Federal, que lo habían citado en relación con el caso.

El ex capitán del Ejército afirmó en voz alta que tenía la intención de "defenderse de las acusaciones" que enfrenta.

También es objeto de otras investigaciones, en particular por sospecha de falsificación de certificados de vacunación contra el Covid-19 o por supuesta apropiación indebida de obsequios recibidos del extranjero, incluidas joyas ofrecidas por Arabia Saudita.

Elecciones municipales en octubre

A pesar de estos escándalos, Jair Bolsonaro sigue siendo considerado el líder de la oposición y sigue siendo adorado por sus seguidores.

Aunque el año pasado fue declarado inelegible hasta 2030 por desinformación, el expresidente pretende utilizar su influencia para impulsar aliados durante las elecciones municipales de octubre, en un país todavía muy polarizado.

En la Avenida Paulista, más allá de la afluencia de sus seguidores, también asistieron diversos gobernadores, alcaldes del país y unos 100 legisladores, que acompañaron al mandatario durante el acto político.

Se preveía que la presencia de figuras políticas de la oposición permitiría medir el alcance de su apoyo. "Si hay mucho apoyo, podrá decir que el pueblo está con él. De lo contrario, perderá toda legitimidad", afirmó André Rosa, politólogo de la Universidad de Brasilia (UDF). 

"El día 25 voy a Brasil. ¡Será gigantesco!" había publicado en la red social X la diputada Bia Kicis, del Partido Liberal de Bolsonaro.

Otro de los asistentes fue el pastor Silas Malafaia, muy influyente entre los millones de evangélicos brasileños, una de las bases electorales bolsonaristas. Malafaia arremetió contra el Tribunal Supremo y dijo que una supuesta “ingeniería del mal” busca encarcelar a Bolsonaro.

De "amarillo y verde"

Jair Bolsonaro pidió a sus seguidores que acudieran "de amarillo y verde", pero "sin traer carteles ni pancartas contra nadie".

Durante su mandato, muchas manifestaciones de apoyo al líder político estuvieron marcadas por consignas contra las instituciones brasileñas, en particular contra el Tribunal Supremo. En la ocasión, se abstuvo de cargar explícitamente contra la corte.

Fue un juez de este alto tribunal, Alexandre de Moraes, quien autorizó el operativo policial en el marco de la investigación sobre el presunto intento de golpe.

El 8 de enero de 2023, una semana después de la toma de posesión de Lula, miles de sus partidarios saquearon las sedes del poder nacional en Brasilia, incluida la Corte Suprema.

 

 

 

Fuente:france24

 

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios