Jueves 22 de Febrero de 2024

  • 22.6º

ARGENTINA

9 de febrero de 2024

Dos ancianos perdieron la vida por el derrumbe de una obra en construcción

“Llamé a mi mamá para ver si estaba viva y escuchaba quejidos”, contó el hijo de una de las víctimas al compartir cómo fueron los últimos momentos con vida de sus familiares.

El derrumbe en Caballito conmocionó a los vecinos del barrio porteño luego de que se confirmara que dos hermanos que vivían en el primer piso del edificio ubicado en Pedro Goyena al 500 murieron al ser aplastados por los escombros. “Llamé a mi mamá para ver si estaba viva y escuchaba quejidos”, contó el hijo de una de las víctimas al compartir cómo fueron los últimos momentos con vida de sus familiares.

Con el paso de las horas, las autoridades comunicaron que el siniestro se había cobrado la vida de Nélida Acuña (75) y Ramón Acuña (77), dos hermanos jubilados que vivían en la unidad 14 del complejo departamental. Según los testimonios que ofrecieron varios residentes de la zona, ambos eran muy queridos por la comunidad barrial, debido a que hace años que vivían en el edificio.

A pesar de que la mujer no solía circular por las calles del barrio por los problemas de movilidad que sufría, su hermano solía ser el nexo con los vecinos, debido a que era conocido por administrar un pet shop situado en José Bonifacio al 400, tan solo a una cuadra de donde ocurrió la tragedia.

Debido a su actividad comercial, Ramón era un vecino conocido y muy querido en la zona. Por eso, en cuanto se confirmó la identidad de la víctima del derrumbe, muchas personas no dudaron en acercarse y dejar una ofrenda o mensajes en el local.

“Se encontraban en el living de su domicilio cuando se produjo el colapso”, informó el personal de Bomberos de la Ciudad y del SAME durante una comunicación con Infobae. En consecuencia del desmoronamiento de lo que fue el primer y segundo piso de la edificación, los cuerpos de ambos quedaron atrapados entre los escombros y fueron rescatados con el paso de las horas. La primera en ser hallada fue Nélida, mientras que Ramón fue considerado como un desaparecido hasta que dieron con sus restos en la fosa que generó el mismo desplome.

Aparentemente, Ramón no tenía hijos, pero se conoció que Nélida era la madre de dos. Uno de ellos era Ariel, quién relató cómo fueron los últimos momentos con vida de su madre y su tío en una charla que sostuvo con el noticiero de Telefe. “Estaban hablando con mi hermana porque ella la venía a buscar para hacerse un estudio médico y le dice: ‘Esto explotó todo’”, citó al mencionar que se enteró minutos después por el llamado que recibió de su hermana.

En retrospectiva, el hombre apreció que solamente bastó “un segundo” para que el derrumbe ocasionara el daño que provocó. Pese a que señaló que su hermana se encontraba en camino hacia el departamento con la esperanza de poder socorrerlos, entendió que lo peor ya había pasado. “Tuve la desgracia de ver los cuerpos, un desastre”, lamentó.

En medio de la breve entrevista que Ariel le brindó a Telenoche, noticiero emitido por la señal de El Trece, el hombre contó que no reside en las cercanías de la que fue la casa de su madre, por lo que en un acto de desesperación se subió a su automóvil y condujo hasta llegar al sitio. Sin embargo, la misma incertidumbre lo llevó a marcar el número de su mamá que, para ese entonces, ya habría estado aplastada por los escombros.

 

 

 

Fuente:infobae

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios