Jueves 29 de Febrero de 2024

  • 28.1º

TUCUMÁN

1 de febrero de 2024

"Si no nos garantizan la seguridad, la vida, que nos ubiquen donde vivir"

Es el pedido de Sergio González para salir del calvario que vive junto a su familia. El comunicador charló con Alicia Herrera y José Luis Haro, del duro momento que atraviesa. También habló su abogado, Gustavo Carlino.

Uno de los periodistas y locutores más reconocidos de la provincia, hoy está pasando uno de los momentos más duros que puede vivir cualquier persona, sucede que Sergio González y su familia sufren el acoso constante de un grupo de delicuentes que de habitan en un asentamiento cercano a su hogar en Villa Obrera, Tafí Viejo.

En La Gran Mañana el comunicador, expresó que "hace 20 días sin dormir prácticamente con esta situación, mi familia tiene un asentamiento a 15 metros, lo que fue, ( y es), la casa familiar de toda la vida. Mi papá tiene 92 años,  allí vivieron sus padres, mis tías".

Todo inicio en medio de diferentes operativos de seguridad que la policía y el justicia, están llevando adelante en la zona y como tanto González, que trabaja en la prensa y su hermana en el centro de monitoreo de Tafí Viejo, son tildados por los agresores como 'buchones'.

Mientras tanto el periodista remarcó que él y su familia "siempre decimos, no son todos los habitantes de ese asentamiento. Hay gente  honesta, trabajadora, respetuosa, pero hay dos o tres viviendas que son verdaderos  aguantaderos, que la policía sabe, quien los conoce con el nombre, seudónimo,  prontuario, y muchas veces también se ven limitados ante el accionar de la  justicia. Los robos toda la vida fueron permanentes, como que lamentablemente ya  los habíamos naturalizado, pero el nivel de violencia, de agresividad de los  últimos meses es inaudito".

Agresiones de todo tipo, pedradas, tornillos arrojados con hondas, amenazas de muerte, y la lista tristemente no termina ahí,  Sergio, comentó que "a mis ahijadas las patotearon en la vía  pública, como mi sobrino fue a defenderlas, a sacarlas de que le sigan  pegando, esa noche, esa misma noche, ingresaron a las 12 de la noche a mi  vivienda, forzaron el portón, rompieron la moto de mi sobrina para ir a trabajar, robaron bolsas con vestimenta, la pareja de mi sobrino lo dejaron con lo  puesto, y amenazas de matarnos, de quemarnos la casa. Ante las denuncias que comenzamos, logramos que obtener una consigna policial, una persona, un  policía en la vereda, eso es los enardece, es uno solo, contra 100, porque no es 1, 2, 3, son 100, se organizan en  cuestión de segundos y vos ves, no sabes de dónde empiezan a salir".

Claro está reacción virulenta de los delicuentes que atosigan a González y a su familia, hace que se llegue a la conclusión, "si vos sos una persona que trabaja, si tenés un policía en la cuadra,  mínimamente, 'che que bueno', porque si te llega a pasar algo, a quien recurrir  inmediatamente, pero esta gente no, es todo lo contrario. ¿Qué les molesta tener  un policía?. Porque seguramente le están arruinando algo, que no pueden  realizar de lo que hacen cotidianamente. Bueno, ante cada denuncia, obviamente redoblan la apuesta. Aún con la consigna policial y aún con el centro de monitoreo de Tafí Viejo que hace la recorrida y aún con infantería también,  volvieron a ingresar a mi domicilio en la madrugada de antes de ayer".

Más tarde "con el abogado Gustavo Carlino empezamos a visibilizar este tema, porque ya habíamos hecho todas las denuncias correspondientes policiales, judiciales y  no estábamos obteniendo respuesta, inclusive audiencia con el ministro de  seguridad. Redoblaron la apuesta, entraron por el  fondo en esta ocasión, por la tapa de un vecino, rompiendo las ventanas de las  habitaciones de los menores, de mi papá, con el riesgo de que los vidrios le  caerán en la cara, en el cuerpo, que les causarán lesiones mortales.  En la tarde de antes de ayer, la infantería empezó a hacer más operativos", indicó en La 97.1 Radio Tucumán.

Sin embargo y pese a que hubo aprehensiones, al otro día los delicuentes son liberados por legislación. "Ayer salieron las órdenes de detención para dos de los denunciados, un varón y  una mujer originalmente, por la golpiza a mis sobrinas, pero para el resto de los  menores no. Y anoche mismo, en otro operativo de  una armería, esto es lo último, uno de los menores denunciados de haber  ingresado a mi casa, violar la propiedad privada, con arma blanca, amenazar de   muerte,  empezó a arrojar con otras personas tornillos, con ondas, imagínense un  impacto de eso, te puede sacar un ojo, te puede matar directamente. Lo detuvo infantería, porque fue en flagrancia ante los ojos de infantería.  Lo llevaron, lo aprendieron ya la media hora fiscalía ordenó que fuera entregado  al padre, porque tiene 16 años. Es uno de los más agresivos y es uno de los  tantos que ahora pasan, por eso pasan burlándose, haciendo gala, cree que son  los ganadores, y están siendo los ganadores, que las van a violar a mis ahijadas", precisó.

En medio de todo esto Sergio llega a sentirse sobrepasado, atemorizado y preocupado por toda su familia, y más aún por sus padres, su papá de 92 años y su mamá que está saliendo de una grave enfermedad y a la que no puede llevar a que se realice el tratamiento correspondiente. "Somos 11 en total, entre adultos, mayores,  adolescentes, menores. El Estado no me está dando respuesta.  Estamos en riesgo de vida", detalló.

"Que el Estado me dé una ubicación, ya que evidentemente ese sentimiento no lo van a sacar. Necesitamos dónde ir". Consultado sobre el día a día de la familia, aseveró: "No podemos hacer una vida normal", ni siquiera a hacer una simple compra, "si con infantería actúan así, imagínate si no están, van a cumplir lo que vienen amenazando, matarnos, incendiarnos la casa".

"Y ustedes dirán, ¿cuál es el propósito?. Y no lo sabemos. Será quedarse con la casa, usurpar, ya hay gente de una finca que está  ubicada a pocos metros. Los hicieron ir hartos de los robos, de electrodomésticos,  mascotas, ropa. Le incendiaron un vehículo. Esa familia cría caballos de carrera toda la vida. Le robaron un caballo",  mencionó.

Sergio González y su abogado, Gustavo Carlino

El aspecto jurídico 

El doctor Gustavo Carlino, abogado es quien acompaña a Sergio González en el aspecto judicial. Y también estuvo vía telefónica en el diálogo. 

Al respecto y siendo un testigo de lo que vive la familia, destacó la posibilidad de "visibilizar esta película de terror, esta pesadilla. Yo les diría, esto es una radiografía de cómo está la sociedad actual. Le pido a Dios que no vayamos camino  a un Rosario, porque el Rosario de la provincia de Santa Fe ya es un caos, ya es una pesadilla. Y primero aclarar que no estimamos  a todo el asentamiento".

Al tiempo que explicó que se trata de "50, 80 personas organizadas con roles debidamente ya asignados, que en 5 minutos te hacen grupo de 20, 30 personas  y mandan a los menores al frente, porque el menor está dentro de la ley. de minoría. Y segundo, que su menor de 15 años no va a estar ni 5 minutos en el privado de libertad.  Pero yo decía, y acá el paralelismo con Rosario"

Carlino fue interpelado acerca de la edad para ser imputado, el letrado aclaró: "La ley de minoría dice que cuando el menor tiene menos de 16 años es inimputable.  Entre 16 y 18 tiene un régimen penal diferenciado, y que puede ser imputado, puede ser procesado, y la condena puede quedar en su peso hasta que cumpla 18 años de edad y ver, el Ministerio de Público Fiscal y el juez del Colegio de Jueces, si es conveniente  o no aplicar una pena". 

Retornando el tema de los ataques constantes a González y su familia el abogado aseveró que no piden "un trato  exclusivo o un trato con privilegios a  Sergio González, sino que pedimos que como ciudadano común, normal, que habita la provincia  de Tucumán, tenga la seguridad y tenga la tranquilidad de vivir en paz. Y esta situación,  viene de vieja data,  no es que hoy o ayer entrara. Acá ya se violó lo más íntimo que tiene el ser humano, que es su propiedad. La propiedad  privada, amparada constitucionalmente, es absolutamente inviolable".

En tanto Carlino manifestó que "vamos camino a un Tacacho, ¿qué estamos esperando que Sergio González sea un Tacacho dos en la versión  masculina?, es terrible. Y yo lo dije, y lo vengo sosteniendo, lo dijeron en la Fiscalía, ) se lo dije al ministro Gamboa, pero el ministro claramente nos dijo que está limitado presupuestariamente. Por eso tenemos  un trailer de la Policía que pongan en el barrio, no en la puerta de Sergio, en el barrio,  que arreglen las cámaras de seguridad, o que pongan un domo, un domo que controle toda  la Villa Obrera, porque acá nos pedimos que la puerta de la casa de Sergio. ¿Sabés qué  nos dijeron? Que está limitado".

Al hablar de la Justicia el abogada declaró que "está actuando muy bien porque no tan solo nos tomaron con Sergio la  ampliación de denuncias, sino también en el acto se dictaron medidas que deben ser autorizadas por  el juez, el Colegio, que lo autorizó y eso se está haciendo. O sea, la  Justicia está actuando como debe actuar. La Policía está haciendo lo que tiene que hacer. Pero, es insuficiente, Sergio lo grafificó. Están individualizados los agresores".

Y reiteró: "Lo tienen indicado a Sergio ya su hermana, que trabajan en el centro monitoreo, como, perdón, la palabra batecana. Batecana significa que son las personas buchonas,  pero es el término, buchonas, que le pasan información a la Policía  para que hagan allanamiento, para que hagan procedimientos. Ahora, el ciudadano común que  anda por la derecha va a estar libre y sin tranquilidad, con su tranquilidad segura. Pero  si una persona delinque, tiene que estar en la cárcel. Son delincuentes, son delincuentes. No hay otro calificativo".

En los días que siguen los pasos a seguir según con lo que dijo González, son "seguir haciendo las denuncias correspondientes, insistiendo con las  medidas de mayor intensidad, las que hacía recién referencia el doctor Carlino, pero yo le dije ayer o antes de ayer ya , me parece que a pesar de todo eso, yo descreo de que esto vaya a terminar,  y si el gobierno, si la justicia no nos están garantizando la seguridad, la integridad física,  la vida , que nos ubiquen, que nos ubiquen en alguna parte, porque me parece que no da para más.

"Yo no me puedo quebrar, no me puedo caer, porque soy el sostén de mi familia, pero ya al verla  mi mamá nuevamente descompensada. Aunque te da bronca decir, bueno, sí, ¿por qué me tengo que ir? Es injusto, ahí vivieron mis tíos, mis abuelos, pero no quiero sacar un muerto de mi casa", añadió  Sergio, por último solicitó: "Si no nos garantizan la seguridad, la vida, que nos ubiquen dónde vivir 11 miembros de la familia".

Cabe destacar que en la mañana de este jueves, el Colegio de Abogados de la provincia hizo llegar al ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa un pedido, en el que se le requiere "se extremen las medidas para garantizar la seguridad de esa familia".

Escuchá la nota.

 

 

 

 

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios