Jueves 29 de Febrero de 2024

  • 28.1º

MUNDO

20 de enero de 2024

Pakistán e Irán tras días de tensión y bombardeos levantan banderas blancas

Reuters

Ambos países manifestaron su voluntad de desescalar las tensiones entre ambos y llamaron a la cooperación mutua, luego de días en que intercambiaron ataques con drones y misiles que dejaron una docena de muertos, entre ellos varios niños.

Un factor de tensión menos en Medio Oriente, prometen los dirigentes de Irán y Pakistán. Este viernes, tanto Teherán como Islamabad mostraron su intención de relacionarse por la vía pacífica, luego de días de máxima tensión entre ambos países, con ataques cruzados en sus territorios.

Un comunicado de la oficina del primer ministro interino de Pakistán, Anwaar ul Haq Kakar, aseguró que ambos países podrían "superar mutuamente fricciones menores a través del diálogo y la diplomacia y allanar el camino para profundizar aún más sus relaciones históricas",

La misiva, emitida luego de una reunión de urgencia del mandatario con el Comité de Seguridad del país el jueves, decía, sin embargo, que cualquier intento de violar el territorio de Pakistán sería "respondido con todo el poder del Estado" y llamó a Irán a utilizar los canales de comunicación existentes ante preocupaciones de seguridad.

Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores paquistaní informó que el jefe de la cartera, Jalil Abbas Jilani, había hablado con su homólogo iraní, Hossein Amirabdollahia.

"El ministro Jilani expresó la disposición de Pakistán a trabajar con Irán en todos los asuntos basándose en un espíritu de confianza mutua y cooperación", indica un comunicado oficial.

La distensión llega luego de una llamada entre Jilani y su homólogo de Turquía en la que Pakistán dijo que no tenía "interés ni deseo de una escalada". En la misma línea, se manifestó este viernes la embajada del país en Irán: "Pakistán siempre ha estado con Irán en las buenas y las malas. La cooperación entre los dos fraternales países es crítica para la paz y la estabilidad", afirmó la entidad en X.

En los últimos días, ambas naciones intercambiaron ataques con drones y misiles contra lo que dijeron eran bases militantes en el territorio del otro. Se trató de las intrusiones transfronterizas de más alto perfil en los últimos años entre ambas naciones y prendieron las alarmas en una región altamente crispada por la guerra en curso en Gaza y las tensiones en el mar Rojo.

"La República Islámica de Irán se adhiere a una política de buena vecindad"

La noche anterior, el Ministerio de Exteriores iraní había emitido un comunicado en el que condenaba el ataque "desequilibrado e inaceptable" de Pakistán en su territorio, que causó diez muertos, aunque acto seguido expuso su voluntad de conciliar:

"La República Islámica de Irán se adhiere a una política de buena vecindad y hermandad entre las dos naciones y los dos Gobiernos de las Repúblicas Islámicas de Irán y Pakistán", indicó la cartera de Exteriores.

Solo un día antes, el 18 de enero, Pakistán llevó a cabo ataques contra Irán, que, de acuerdo con lo reportado por el Gobierno iraní, acabaron con la vida de diez personas, entre ellas cuatro menores, en una población fronteriza. Entretanto, Pakistán reportó que un ataque de Irán a su territorio mató a dos niños el lunes.

En los últimos días, Pakistán había retirado a su embajador en Teherán y no había permitido que el embajador iraní regresara a territorio pakistaní, en medio de la crisis. 

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, había llamado a ambas partes a cesar las hostilidades.

¿En qué consistieron los ataques a lado y lado de la frontera?

Ambos Gobiernos habían asegurado que sus ataques tuvieron blancos militares. Por un lado, Islamabad sostuvo que había atacado bases del separatista Frente de Liberación Baluchi y Ejército de Liberación Baluchi, mientras que Teherán aseguró que sus drones y misiles fueron a dar contra militantes del grupo Jaish al-Adl (JAA).

El martes, Teherán atacó a lo que dijo eran "barracones y un cuartel general" del JAA, alegando una "inminente amenaza terrorista" contra la población del país persa. Aunque Irán dijo que este se produjo en una zona situada a kilómetros de zonas residenciales, Islamabad aseguró que dos menores habían muerto, llamó a consultas a su embajador en la capital iraní y prohibió el regreso del representante iraní en territorio pakistaní, quien se encontraba de visita en Teherán.

Las JAA son un grupo militante con inclinaciones islamistas sunitas, visto como una amenaza por Teherán, que es principalmente chiíta. Esta agrupación es acusada de tener vínculos con el autodenominado Estado Islámico y ha perpetrado ataques contra la Guardia Revolucionaria iraní.

Tras conocerse el ataque, Pakistán dijo el jueves que había bombardeado posiciones de grupos insurgentes en Irán.

Aunque ambos países han mostrado ahora sus banderas blancas, Pakistán convocó este viernes una reunión del Comité de Seguridad Nacional en la que se espera la presencia del premier interino y del jefe del Ejército, Asim Munir, para seguir monitoreando la situación. 

Durante la semana, Irán también protagonizó ataques contra territorio sirio, asegurando que en sus blancos había presencia de miembros del autodenominado Estado Islámico, y contra Irak, donde dijo que había atacado un centro de espionaje israelí.

 

 

france24

-
​#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios