Martes 21 de Mayo de 2024

  • 13.1º

TUCUMÁN

14 de enero de 2024

Neuralgia: "Es más común de lo que se cree"

dolordecabeza.net

El médico neurocirujano, Martín Paíz, explicó en diálogo con Alicia Herrera y Hernán Oliver, lo que produce esta patología, causas, síntoma y su tratamiento.

Martín Paiz, médico neurólogo, neurocirujano, estuvo en los estudios de La Gran Mañana, para hablar de una patología que todos nombramos Neuralgia. Sin embargo la pregunta es, ¿sabemos qué es la neuralgia?, el médico explicó: "Neuralgia del trigémino, ese dolor en la cara, trigémino, por una parte, es uno de los nervios que llega a la cara, porque los nervios de la cara llegan de a pares, llega uno del lado derecho y otro del lado izquierdo". 

Y se explayó "trigémino es porque son trillizos, tienen tres ramas, nace en común en el tronco cerebral, lo que sería cerca de la nuca, después se divide en una rama que va desde la parte por arriba de la ceja o en la frente, una que va por el medio, maxilar superior, y una rama mandibular o maxilar inferior, si nosotros juntamos las dos cosas, neuralgia, que es un dolor que se ocasiona en un nervio dañado, es un dolor que lo ocasiona el nervio trigémino".

El peor dolor

Paiz manifestó que "ese dolor que va de la mitad de la cara o derecho o izquierdo, los pacientes lo refieren como el peor dolor que puede sufrir un ser humano, es muy intenso, es muy incapacitante. La neuralgia del trigémino, típica por así decirla, es un dolor que viene como si fuese una descarga de un rayo, una electricidad, dura uno o dos minutos y después se va, cuando hablamos de la neuralgia típica, el dolor viene en forma repentina, el paciente se está lavando los dientes, el solo hecho de tocarse, afeitarse, eso desencadena el dolor. Nosotros le decimos puntos gatillos, porque a partir de ahí surge el dolor y viene esa descarga que el paciente realmente lo incapacita mucho, mucho, mucho". 

Consultado sobre si esta patología puede derivar en una parálisis facial, el neurocirujano, dijo que "hay varios nervios que llegan a la cara, uno de los nervios es el trigémino, es un nervio sensitivo en su mayor parte y tiene una pequeña ramita que va a la mandíbula y eso hace la masticación, una rama motora. El nervio facial, que es el que permite hacer mímicas, todas las mímicas, levantar las cejas, reírnos, es un nervio motor. Cuando se paraliza ese nervio, es el que da la parálisis facial". 

Por qué se produce

"Una de las neuralgias, generalmente la más típica, porque después tenemos lo que son neuralgia por daño, por un daño más grande en el nervio, ya vienen las neuralgia, pero ya son más crónicas, les llamamos atípicas. ¿Por qué? Porque ya comienzan en forma gradual, se vuelven cada vez más intensas y pueden durar 24, 48, 72 horas. Entonces por eso diferenciamos las típicas, que son de comienzo y término brusco, y las atípicas que ya duran mucho tiempo". 

 "El nervio normalmente siempre se acompaña de arterias, esas arterias caen como el hecho, sobre los nervios, todos tenemos esa anatomía, pero hay pacientes que están más predispuestos a sufrir un daño, es decir, una arteria viene, late sobre ese nervio y lo lastima. Entonces, la capa más superficial del nervio queda expuesta y hay un cortocircuito, y eso desencadena el dolor. Esa es una de las causas más frecuentes que tenemos, como que le saca el esmalte al nervio", dijo sobre el hecho que provoca la neuralgia.

"Incluso una de las causas para desencadenar esa neurología es lavarse los dientes, alimentarse. Todo lo que pueda irritar las terminaciones nerviosas del trigémino, pueden haber esas crisis o esos episodios hasta 10, 15 veces por día. Y otra cosa que coincide en los pacientes es que sienten miedo porque no saben en qué momento les puede venir el dolor, pueden estar no haciendo nada, cualquier actividad o descansando y el dolor viene de forma brusca, como si fuese un rayo que les cruza la cara. 

Tratamientos

En La 97.1 Radio Tucumán, Paiz prosiguió: "¿Por qué las diferenciamos? Porque a la hora de tratarlas son muy distintas. Esas neuralgia que duran poco tiempo, nosotros le damos anticonvulsivante, generalmente una carbamazepina, y suelen andar muy bien" e hizo hincapié en la importancia del tema, ya que "muchos pacientes llegan a pensar en el suicidio a causa del dolor, no conocen cómo tratarlo, es muy fuerte el dolor y obviamente es muy incapacitante, no pueden vivir con eso, cada vez se vuelve más frecuente y muchos de los pacientes llegan diciéndonos "doctor, me quiero suicidar a causa del dolor".

Y "como es un dolor que tiene un origen en el nervio le damos anticonvulsivantes como para poder tranquilizarlo generalmente con esas características de dolor que le comentaba, dolor repentino y brusco y que comienza y termina bruscamente. Andan muy bien con carbamazepina, cuando la carbamazepina le causa somnolencia al paciente, o sea, es buena para el paciente, pero le causa somnolencia, lo tiene todo el tiempo dormido, es decir, lo incomoda en su calidad de vida, ahí pasamos a lo que se llama la cirugía de la neuralgia del trigémino". 

Al respecto indicó que hay "dos tipos de cirugía, obviamente estamos hablando en el caso de una neuralgia típica, es decir, aquella que tiene un comienzo y un final bruto. Si no mejoran con la carbamazepina o el paciente tiene una mejora y le hace mal la carbamazepina, lo adormece, ahí tenemos dos técnicas para hacer, una con el paciente despierto, entramos con una agujita al lado de la comisura bucal y buscamos donde nace el nervio antes que se dividan. Y con un calor controlado lo adormecemos. Entonces la rama esa que duele, ya sea en la rama mandibular o la maxilar superior, la dormimos, es un procedimiento que dura más o menos 20 minutos, solamente altera la sensibilidad para que el paciente no sienta más ese dolor".

"Y después tenemos lo que se llama microcirugía, hacemos una incisión, abrimos una ventanita en el hueso, atrás de la oreja y ahí buscamos dónde nace el nervio en el tronco cerebral el origen, el escenario más común que tenemos es que una arteria esté latiendo sobre el nervio, separamos las dos cositas y ponemos una almohadita entre la, entre el nervio y la arteria, de esa manera, la arteria deja de latirle al nervio y deja de lastimarlo. Entonces se corta o separa, mejor dicho, ese cortocircuito", detalló acerca del segundo procedimiento.

A su vez señaló acerca de la recuperación del paciente para vivir su día a día. "El alivio del dolor siempre que después de esos tratamientos tiene que ser inmediato, el paciente tiene que salir del quirófano ya sin dolor, y en el caso de que en el dolor que tratamos con aguja, el paciente al día siguiente puede comenzar su vida normal, pero en el caso que tenemos que hacer una incisión, hay que esperar que cicatrices heridas, generalmente esperamos 21 días, sacamos los puntos y ya después el paciente puede volver a su vida normal". 

Más común de lo que se cree

Ante la duda de qué tan frecuente se da esta neuralgia, Paiz comentó que "es mucho más frecuente de lo que uno se imagina, el tema es que hoy tenemos más herramientas para hacer el diagnóstico, antes quizás no había tantas herramientas como una resonancia, que son muy útiles, y la otra es que los neurólogos, los neurocirujanos hoy conocemos mucho más a fondo la clínica que presenta el paciente, sabemos interpretar esos síntomas y ya comenzamos a tratar". 

Para establecer una consulta con el doctor, Martín Paiz. Consultorios del Sanatorio 9 de Julio, en Córdoba 445, y en el Instituto Cinea, Monteagudo 639.

Escuchá la nota completa.

 

 

 

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios