Viernes 12 de Abril de 2024

  • 16.3º

ARGENTINA

19 de diciembre de 2023

Maltrato animal: tiró a su perro a un tacho de basura

Antes de desecharlo, el acusado aseguró que había llevado al can a un refugio. Sin embargo, el hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar y lo descubrieron

Un hombre estadounidense de 55 años fue detenido después de tirar a su perro adentro de una bolsa en un contenedor de basura en Florida. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar y lo acusaron de un delito grave de maltrato animal.

Anthony Bellman, el imputado, le había dicho a su familia que iba a llevar a “Xyla”, un can de 16 años de raza Shih Tzu, a un refugio porque ya no la podía tener más. En lugar de ello, la abandonó en un tacho que estaba atrás de un comercio.

De acuerdo a lo que informó Carmine Marceno, policía del condado de Lee, el hombre llegó en un auto azul hasta un contenedor de basura. Allí se bajó, agarró una bolsa del interior del vehículo y la lanzó por los aires. Luego, volvió a subirse y se fue.

Los empleados del local que estaba adelante del lugar del hecho se acercaron y encontraron a la perrita que estaba toda mojada en una bolsa. Luego, la policía rastreó a Xyla por un microchip que tenía implantado y la rescataron. “Ningún ser vivo merece ser desechado como basura. El sospechoso literalmente estaba desperdiciando una vida. Es repugnante”, expresó Marceno.

Gracias al video captado por las cámaras de seguridad, los agentes policiales pudieron encontrar al autor del crimen: estaba en su casa con su familia, a quienes había convencido que había llevado al can a un refugio para que “la cuiden mejor”. Allí, fue detenido y trasladado a la comisaría, donde lo acusaron de un delito grave de maltrato animal.

Marceno aclaró que la perrita de 16 años fue atendida por un veterinario y que está fuera de peligro. Ahora, ya se encuentra en adopción.

Una pareja fue detenida después de drogar y encerrar a un gato de un mes en un tupper

Un lamentable hecho ocurrió este lunes en Utah, Estados Unidos: una pareja fue detenida después de que unos policías descubrieran que tenían a un gato de seis semanas encerrado en un tupper lleno de excremento. Además, luego de rescatarlo, lo sometieron a una serie de análisis que dieron positivo en metanfetamina.

De acuerdo a lo que informaron las autoridades, el gatito fue llevado al veterinario en estado crítico, donde le diagnosticaron un traumatismo en el cráneo y una lesión en el ojo.

Este lunes, un grupo de policías se acercó para controlar un auto que estaba estacionado en un suburbio de la localidad de Salt Lake City. Allí, habían visto a un hombre y a una mujer que estaban recostados en la parte delantera del vehículo.

Según informó el medio KTVX-TV, los efectivos escucharon un maullido en la parte de atrás que los alertó. Luego de hacer una revisión, encontraron a un gato siamés de seis semanas que estaba en el interior de un tupper cubierto con cinta adhesiva. “Su cabeza sobresalía en uno de los extremos”, aclararon.

Una vez que lograron abrir el recipiente, descubrieron que el animal estaba cubierto de sus heces y que no pesaba más de medio kilo, pero no fue hasta que lo sacaron que encontraron lo peor: había restos de varias drogas en el auto. “Le hicimos una prueba de orina para detectar estupefacientes y dio positivo en metanfetamina”, reveló Jessica Love, directora de la clínica veterinaria en donde fue atendida “Athena”, como la apodaron después.

Después de un análisis de orina, la gatita de seis semanas dio positivo en "metanfetamina". Sus dueños fueron detenidos. 

Además, tras una larga revisión, detectaron que la gatita había sufrido un traumatismo craneoencefálico, hematomas en la sien, una lesión en el ojo y que tenía todo el pelaje de la cara chamuscado.

Durante esa noche, le suministraron todos los medicamentos necesarios y le pusieron oxígeno para mejorar sus condiciones. “No podíamos hacer mucho más debido a su tamaño y su edad. Confiábamos en ella para salir adelante, apoyándola lo mejor que pudimos”, expresó Love.

Afortunadamente, Athena se recuperó notablemente en un período de 24 horas, aunque “aún le queda un largo camino por recorrer”, dijo la médica.

Los dueños, identificados como Justin Epperson (45) y Emily Allred (41), fueron detenidos y acusados de varios cargos de maltrato animal y posesión ilegal de drogas, de acuerdo a los registros judiciales.

 

 

 

 

Fuente:tn

-
#Escuchá La 97.1 todo el día, hacé click 
acá📻

#Descarga la App de #RTuc haciendo click acá📲​
-

COMPARTIR:

Comentarios