Martes 16 de Julio de 2024

  • 12.8º

TUCUMÁN

27 de enero de 2023

"Tenemos que seguir avanzando pero siempre desde la igualdad de género"

“Hay avances, pero siempre falta”, reflexionó y reconoció Ángela Lo Sardo, integrante del equipo técnico del Observatorio de las Mujeres y Violencias por razones de Género

“Hay avances, pero siempre falta”, reflexionó y reconoció Ángela Lo Sardo, integrante del equipo técnico del Observatorio de las Mujeres y Violencias por razones de Género, quien hizo un repaso pormenorizado del trabajo del área que representa.

La mujer se refirió a la cantidad de admisiones recibidas por la institución durante el 2022 y en lo que va de 2023 y también hizo hincapié sobre los tipos de violencia, la importancia de radicar las denuncias, el comienzo de nuevos proyectos de vida por parte de las víctimas y la necesidad de que toda la sociedad se involucre en una problemática que afecta a mujeres, pero de la que somos todos responsables.

“La problemática nos debe abrir a una mayor sensibilización, a pensar si no estamos naturalizando situaciones que nos condicionan a vivir de una manera que no es normal. La violencia va a disminuir en la medida que los varones también participen, opinen y se expresen. A todos nos atraviesa lo cultural y patriarcal y todos somos responsables de revertir eso y del bienestar de general. Las mujeres tenemos que seguir avanzando, luchando y gestionando mejoras, pero siempre desde la igualdad de género”, expresó a días después de que en la provincia se produjera un nuevo femicidio en Tucumán, puntualmente en Estación Aráoz.

Para dimensionar la labor de la dependencia perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Lorena Málaga, la referente precisó que durante el 2022 el Observatorio recibió 19.000 admisiones, entre primeras veces y seguimientos; mientras que en lo que va del 2023 fueron 988.

“En todo esto hay que remarcar el acompañamiento del Gobierno provincial, a cargo de Osvaldo Jaldo, porque de lo contrario no sería posible nuestro trabajo”, destacó.

Observatorio

“No es un lugar de denuncia, tiene como función el acompañamiento, el brindar información y asesoramiento a mujeres que sufren o han sufrido violencia”, aclaró Lo Sardo. En este sentido, agregó que el fin último es “desnaturalizar vínculos violentos y poder armar un nuevo proyecto de vida” para cada víctima.

El trabajo que hace la institución que conduce Verónica Ale está está enmarcado dentro de la Ley 26.485, que define los derechos de las mujeres de vivir una vida libre de violencia y sin discriminaciones; que establece que se respete su dignidad; que pueda recibir información y asesoramiento adecuado; que pueda gozar de medidas integrales de asistencia, protección y seguridad; y que reconoce también la igualdad real de derechos, oportunidades y de trato entre varones y mujeres, entre otros puntos destacados.

“El equipo está constituido por psicólogos, trabajadores sociales y abogados. A la vez, articulamos con los ministerios de Seguridad y Justicia, quienes hacen una gran labor”, señaló.

La referente destacó que uno de los aspectos más importantes de este trabajo es “el soporte psicológico” puesto que es el factor a partir del cual empieza a gestarse el anhelado nuevo proyecto de vida. “Esto es, lo social, la salud, el aspecto económico. Es importante cuidar todas esas aristas para que una mujer pueda visibilizar que es posible salir de vínculos violentos”, comentó.

Respecto de la modalidad de atención, el Observatorio funciona en el Hospital Centro de Salud y abre sus puertas de lunes a viernes 8 a 18 horas. Además, atiende mediante el Dispositivo de Atención en Crisis, que hace admisiones los sábados, domingos y feriados (y de lunes a viernes cuando el Observatorio cierra sus puertas) a través del teléfono 3816004978. Por otra parte, mediante el programa Territorio sin violencia, que trabajar con las áreas mujer de la provincia se hacen primeras escuchas y luego se derivan los casos al Observatorio.

Tipos de violencia

Lo Zardo aclaró que no se manifiesta solo de forma física, sino también verbal, psicológica y económica, entre otras modalidades. Por eso, resaltó que es importante que las mujeres estén atentas a estas formas e indicadores para radicar rápidamente las denuncias.

Cómo radicar las denuncias

Llamando al 911, de manera presencial en comisarías, en fiscalías y sedes judiciales. Desde estas dependencias luego se derivan los casos al Observatorio.

Propuestas del Observatorio

Desde el área se vienen desarrollando iniciativas que buscan sacar a las mujeres de situaciones de violencia; acompañarlas y darles herramientas para comenzar nuevos proyectos de vida; y concientizar sobre la problemática, como otro de los grandes propósitos de estas iniciativas.

En este punto, Lo Sardo se refirió al taller Mujeres de pie, donde se trabaja la autonomía, autoconocimiento y toma de decisiones; talleres sobre los tipos y modalidades de violencia; espacios de cómo hacer la denuncia, pasos que deben seguir, y medidas que brinda el Estado. “Las preparamos y hay un acompañamiento para que lo hagan como corresponde”, resaltó.

Además, habló del Dispositivo de Atención a Varones, en el cual los imputados asisten por pedido de fiscalías y juzgados, se trabaja con ellos, se les hace seguimiento de seis meses o más y al finalizar se hace un diagnóstico e informe. “Es una forma de trabajar en la resocialización”, indicó Lo Zardo.

Avance del trabajo y reflejo de resultados

“Hay avances, pero siempre falta”, reconoció Lo Sardo. “Los registros nos permiten comprender la situación de las mujeres y hacer un plan de trabajo para que cada una se convenzan de que, con el acompañamiento del Estado, pueden salir adelante”, añadió.

Para terminar, dijo: “Tenemos que entender la problemática en la que estamos, que responde a un esquema cultural y que vamos a tener que trabajar nuestras creencias y mandatos.  Las mujeres deben saber que hay instituciones que abren sus puertas desde el momento que sientan que hay indicadores de riesgo, que no pueden seguir adelante con sus proyectos, que no tengan libertad o que haya cosas que las condicionen y no les permitan seguir adelante. En esos casos hay que pedir ayuda”.

 

 

 

 

--

COMPARTIR:

Comentarios