Lunes 22 de Abril de 2024

  • 20.3º

ARGENTINA

11 de enero de 2023

Ebrio asesinó a su tío de un palazo en el cráneo

Los testigos, también ebrios, deslizaron que el homicida le gritaba a la víctima que por su culpa habría muerto su padre

Una ronda de copas, un inquilinato de Ojo de Agua se transformó en sangriento epicentro de reproches y venganza, y un hombre asesinó a su tío a palazos y patadas, endilgándole responsabilidad en la muerte de su padre.

La investigación que impulsa el fiscal Martín Silvia y los funcionarios de la División Homicidios y Delitos Complejos sostiene que el escenario fue una casa ubicada en calles Juan Perón e Hipólito Yrigoyen, del Bº Centro de aquella ciudad.

Allí, como otras veces, se habrían congregado Pedro Enrique "Conejo" Gorosito; su sobrino, Romualdo Gorosito; el dueño del inquilinato, Mario Cisneros y otro parroquiano, según revelaron los testigos en la madrugada al personal de la Seccional Nº 31. En contexto, trascendió que "Conejo" Gorosito se encontraba en condición de calle y el propietario del inmueble le habría concedido un techo para vivir, ahondaron los voceros.

Pese a ignorarse los detalles finos de la tragedia, se sabe que en un momento las bromas y cuestionamientos se focalizaron solo en la muerte del padre de Romualdo Gorosito. El hombre habría culpado por ello a su tío, "Conejo", y todo decantó en una pelea.

¿Ataque sin defensa, o una mano a mano?

 Hasta el cierre de esta edición, el fiscal desconocía cómo sucedió, pero los otros "invitados" habrían ofrecido sus versiones un tanto limitadas, en consideración al excesivo consumo de vino y cervezas. Todos coincidieron en que Romualdo agredió con un palo a "Conejo" y lo dejó tirado en una cama de su habitación. Al verlo desmayado, dejó el palo en el piso y se retiró. Para él, su tío sólo estaba inconsciente.

Nada más alejado de la realidad, ya que Cisneros advirtió la abundante pérdida de sangre desde el rostro y la cabeza. Rápido, alertó a los policías y a los médicos del hospital local. Minutos después de la medianoche, la víctima fue socorrida y conducida al nosocomio, pero debió ser derivada al Regional de la Capital. En el traslado, falleció antes de la 1.30.

La muerte del hombre alteró todo y los tres testigos durmieron en la 31, hasta tanto el fiscal determine sus responsabilidades. A las 3.40, la policía apresó a Romualdo Gorosito en su casa de "Camino a Lescano". Los unos y los otros fueron sometidos a dosaje y otros análisis.

Los forenses se asistirán a la Justicia con una autopsia esclarecedora. Antes, los policías habrían secuestrado un palo, la ropa que llevaba puesta el sobrino y el tío, también otros elementos que contribuirían a develar el asesinato de "Conejo".

El objetivo del fiscal es clarificar las circunstancias del homicidio, ya que ni bien ingresen al proceso los abogados, la historia contará con condimentos especiales.

Es más, los expertos sugieren que las pruebas obtenidas en las primeras 72 horas de un crimen, suelen ser decisivas para su esclarecimiento.

Como fuese, Martín Silva ha afectado a expertos de Homicidios y Delitos Complejos. Éstos literalmente "peinaron" ayer la vivienda y dialogaron con los vecinos, resueltos en que la tragedia sea develada.

En general, los vecinos habrían señalado que la casa era epicentro de reuniones para beber en demasía, más allá de los nombres en cuestión.

Los testigos, clave para el armado del rompecabezas 

El fiscal Martín Silva ha ordenado que los policías tomen, de inmediato, los testimonios a los tres testigos: Cisneros, también otro de El Simbol (Ojo de Agua) y uno proveniente del Bº Palermo (Ojo de Agua).

Extraoficialmente, se descree que Romualdo haya resuelto asesinarlo a su tío con "frescura mental", ya que todos estaban borrachos, fue el diagnóstico colectivo.

En lo que sí el fiscal desea poner especial énfasis es en la obtención de pruebas científicas: alcohol, sangre, arma homicida, por citar las más trascendentes.

El escenario en el que los policías trabajaron fue la habitación en que se encontraba agonizando "Conejo". Los policías manifestaron que los golpes fueron mayoritarios en el rostro y la cabeza.

Dinero o alcohol

Por otra parte, los investigadores agregaron que no se registraban entredichos entre sobrino y tío, por lo cual generó desconcierto el triste fin de "Conejo" y la saña con la cual habría sido golpeado.

En las últimas horas de anoche era incesante el desfile de otros testigos, ajenos al grupo que terminó literalmente "pegado" al homicidio, al menos hasta tanto el fiscal depure roles directos en el crimen, de la mera y sola presencia en el lugar.

En pos de evitar que la escena sea contaminada, el funcionario dispuso un consigna para que nadie vaya a retirar elementos vinculados a la causa, y a fin de que los investigadores reúnan todas las piezas y definan el rompecabezas, explicó un funcionario anoche.

Dentro de un abanico de prioridades, Silva proyecta indagar al detenido antes del viernes y notificarlo de los cargos en su contra.

 

 

 

Fuente:elliberal

--

COMPARTIR:

Comentarios